El nagual

nagualEsta es una historia tradicional sobre una criatura, el ‘nagual’ que es un ser maligno que tiene características de los seres humanos y los animales. El nagual se dice que tiene la forma de un jaguar o tigre, en totonaco el «misín». La creencia en los naguales sigue siendo fuerte en muchas comunidades totonacas, y la gente dice que son realmente brujos humanos que han aprendido a tomar forma animal.

i’xkuénto misín

tza’má misín mat xka:wamá:lh lakstín mat helhachaxantzá walh. he: pus wamá: wan tza’má chi’xkú’,
— he: kima’hwaho:’lhtzá tzamá: kis’á’ta’ tzej chu:wá na’ka’ntama:ní naxtéj, ja: lakmín, mat wan.
pus mat a’lh tamá:.
ali:stá:n mat taxtúchi’ chu:wá tza’má misín.
mat ma:lh tza’má chixkú’ pus mat lakamusú:, lakamusú: palh, palh ni:ní:’ ho: chi’ chu:. mat wamá:, le’h mat ta:’lá misín lakamusú:. li:’wá’ mat ka’ks ma:nílh, mat ja:tzá’ jaxa:nán.

ali:stá:n mat tante’há kuká:lh.
— xa:tzéj wajnanú nakte:wá naklé:n a’ktzunáj, wa:tzá ja:’k ti’wálh chu:nú: kati:wálh namín, mat wan misín.
le:má:lh, mat ali:stá:n chu:wá tzukúlh tanxa:má:.
tza’má, — chi’ kuka:níya’?
tanxa:ma:te:lhá.
— ja: kaxá:ma: mintéj, ja: kaxá:ma: mintéj, mat waní.
he: mat tanxa:ma:te:lhá.
mat a’hxta:ma:xtúka’ tza’má kí’wi’ mat i’xya:wa:ní:’ chu:wá. chu:wá, tantamaknú:lh tza’má kí’wi’ tza’má misín. he: mat ma’hawán. ali:stá:n chu:wá tankuka:ma’hánka’ tza’má chi’xkú’. mat a:chula’tzá’ telhtelh li:tati:tá tza’má misín. tamaknu:hó:lh kí’wi’. li:ma’hní:lh.

ali:stá:n mat milhtzá ka:waní tza’má,
— kma’hní:lh kit misín ti: i’xmín ka:wá lakstín. i’kma’hní:lh, mat wan.
— mat, wachí wamá: wa:káx xle:há’lha’ tza’má misín.
— bueno, tu: li:má’hni:’?
— ja: tu:, tzaj kí’wi’ ktanma:nú:lh. he: la’hní:lh, mat wan
— ja: ti: i’s’awí.
— i’kli:s’awílh chu:n pu:la’hpuxwi:lí:lh tza’má kí’wi’, mat wan.

taa’lh tala’htzín mat xaní:n tza’má misín.
— pus chu:wá nawayá:uj, mat tala:waní.
tzukúka’ xu:kán tza’má misín. mat tawálh tza’má misín.
— ali:stá:n chu:wá naminpalá i’xkumpañéru?
— ja:tzá’ kati’mílh palh naminpalá, chu:ntzá nalhawapalayá:j, mat tala:waní.
ali:stá:n tawahó:lh tza’má misín. ali:stá:n chu:wá tawalhtzá’ wamá:, chi: tu:má: tu:tu:má:.

Manuel Romero Morales

graffiti_wall_panorama

El cuento de un nagual

Este tigre, pues, comía a los niños.Ya comió seís y, pues, dice un hombre,
— Ya me comió a todos mis hijos. Bien, ahora voy a acostarme en su camino, por donde pasa, dice.
 Pues, va y se acuesta. Entonces, pues, el tigre sale.
 Allí está acostado ese hombre. Pues, le lame la cara, le lame la cara (a ver) si está muerto o qué. Pero mucho se le acerca el tigre, le lame la cara. Se queda acostado bien quieto, ni respira.

Entonces, le carga cabeza abajo.
— Mejor allá lo voy a pasar a comer. Lo voy a llevar de aquí un poquito. Aquí no lo como porque alguien puede venir, dice el tigre. 
Lo está cargando. Entonces, empieza a tocarle el trasero.
Ése, — ¿Qué te pasa? 
Le va tentando el trasero.
— ¡No toqués tu camino! ¡No toqués tu camino! le dice [el tigre].
 Y le va tentando el trasero.
 Saca de su sobaco un palo. Le mete el palo en el trasero del tigre. Y le hace gritar. Entonces, ahora se tira el hombre patas sobre cabeza. Una y otra vez se sienta el tigre. Se mete el palo por completo. Con eso lo mata.

Entonces viene a avisarles,
— Maté al tigre que venía a comer a los niños lo maté, dice.
— Era así de grande como una vaca, ese tigre.
— Bueno, ¿Con qué lo mataste?
— Nada, solamente un palo le metí en la cola y por eso murió, dice.
— Nadie lo podía ganar.
— Le gané porque el palo le reventó las tripas, dice.

Fueron a ver el tigre muerto.
— Pues, lo vamos a comer, se dicen.
 Empezaban a pelar el tigre. Y comieron el tigre.
— Entonces, ¿va a venir otra vez su compañero?
— No va a venir por aquí, si vendrá otra vez, así, así volveremos a hacerle, se dijeron.
Entonces comieron el tigre. Entonces ahora ya lo comieron, en como dos o tres días.