Los pueblos

Vista de viviendas en el lado sur de Patla.

Vista de viviendas al lado sur de Patla.

Al bajar de las montañas desde el oeste, la primera comunidad que se encuentra es Patla, que tiene unos 1.600 habitantes, casi todos de los cuales hablan totonaco. Desde las inundaciones del octubre de 1999, un tercio del pueblo se ha trasladado a las viviendas al lado sur del río. Estas viviendas fueron construidas por el gobierno mexicano para ayudar a los que perdieron su casa en la inundación.

Chicontla

Una vista de Chicontla que muestra la iglesia católica y la escuela primaria

Al seguir la carretera, la próxima comunidad que se encuentra es Chicontla, que tiene  cerca de 5.000 habitantes. Es la comunidad más grande del municipio de Jopala y se ha convertido en un centro de comercio. Muchos chicontecos no provienen del valle y el español se ha hecho la lengua del gobierno, del comercio y de la vida pública. Muchas personas de menos de 40 años no tienen nada más que un conocimiento pasivo del totonaco y los niños hablan exclusivamente en español.

Tanto Patla como Chicontla tiene una iglesia católica, probablemente construida en el siglo XVIII, aunque el padre vive en Chicontla. La Iglesia juega un papel importante en ambas comunidades, pero hay cada vez más personas que se hacen parte de los templos protestantes.

Iglesia en Patla, Septiembre 2012

Iglesia de Patla, Septiembre 2012

Iglesia en Chicontla, Septiembre 2012

Iglesia de Chicontla, Septiembre 2012

Las otras dos comunidades donde se habla el totonaco del río Necaxa se encuentran en lados opuestos del valle. Cacahuatlán se ubica río arriba (al oeste) de Patla y tiene unos 300 habitantes, todos de los cuales hablan totonaco. Normalmente uno llega allí al caminar por una vereda a lo largo del río, pero ahora también hay un camino que sale de la carretera principal arriba de Patla.

Iglesia de San Pedro Tlaloantongo.

Iglesia de San Pedro Tlaloantongo.

San Pedro se encuentra río abajo (al este) de Chicontla. Tiene unos 1.200 habitantes pero pocos de ellos hablan totonaco. Su iglesia es la más antigua de la región y llama la atención porque el campanario se construyó separado del edificio principal.